Blog

3 consejos para hacer ejercicio con tu perro

Captura de pantalla 2016-09-01 a la(s) 12.01.23

 

Si necesitas tiempo para mandar mailings, ¡entrena con tu mascota!

Llegar a casa y que te esté esperando tu fiel y adorable amigo es de las mejores sensaciones que se puede tener. Tanta gratitud solo se paga con una excelente atención y cariño por nuestra parte, incluso cuando a veces nos veamos desbordados por el trabajo y las actividades del día a día. Si tenemos demasiados compromisos y nuestro trabajo nos exige diseñar mailings masivos, podemos intentar combinar algunas actividades para ganar tiempo a la vez que paseamos a nuestro perro y hasta hacemos un poco de deporte.

 

¿Por qué es necesario? Con el ritmo de vida que llevamos a veces es complicado coordinar pasiones y obligaciones. Muchas personas se dedican a realizar campañas de email marketing o de difusión en otros canales y saben que se debe invertir un tiempo en pensar las ideas, establecer el diseño y ejecutar la campaña, por lo que ese tiempo se resta de otras actividades tan amenas como pueden ser sacar a pasear a nuestra mascota o mimarnos un poco en el gimnasio.

 

Para los que quieran ponerse en forma y pasar un rato con su animal de compañía ganando tiempo para otras actividades les proponemos 3 consejos para hacer de tu perro tu mejor entrenador personal.

 

  1. Evalúa la resistencia física de tu perro.

ejercicios-perro-veterinario-mailify

Lo primero es la salud y la integridad física de ambos. Hacer ejercicio con tu perro debe ser una actividad divertida para ambos, no una maratón o un sufrimiento, especialmente si el animal no ha tenido una rutina ágil en un determinado tiempo.

 

Si vas a comenzar a entrenar con tu mascota, establece un horario fijo para que el perro se acostumbre y dependa de ti para mantenerse constante con la actividad física. Recuerda que debes prestar más atención que nunca a tu fiel canino puesto que no entrenas con un humano y no muestran, por tanto, tanta claridad para expresar el cansancio o que desean parar.

 

Busca entre tus mailings antiguos alguno de una veterinaria o clínica especializada que pueda hacer una revisión de tu animal para decidir juntos qué actividad realizar y qué esfuerzo dedicarle. Según fuentes expertas, antes de sacar a correr a tu perro contigo, éste debería poder caminar de 30 a 60 minutos sin fatigarse. Si en ese intervalo de tiempo el animal muestra signos de cansancio, habla con tu veterinario para fijarle una dieta y una rutina de preparación para el entrenamiento.

 

Una vez esté capacitado para correr, la distancia media que puede avanzar contigo es de unos 5 kilómetros, llegando a alcanzar los 10 km máximo. Un recorrido mayor podría dañar las articulaciones del animal, por lo que es recomendable hablar siempre con el veterinario antes de excederse en las distancias.

 

  1. Elige una actividad que os complemente y prémiale.

 

Elige el ejercicio que practicarás con tu compañero de cuatro patas. No creas que la única opción es salir a correr por el barrio y, además, no es recomendable para ninguno de los dos centraros en un único deporte, pues tanto tu perro como tú sois igual de susceptibles de llegar a aburriros. Y también para que tu mascota no fuerce en exceso siempre los mismos músculos. Varía las rutinas.

Si tu perro adora el agua, ¿por qué no pruebas a nadar juntos? La natación refuerza notablemente la musculatura de ambos y es muy divertida si tu mascota se siente cómoda en el agua. Eso sí, en el medio acuático hay que dedicarle una especial atención y vigilancia, pues debemos evitar que tenga problemas con el agua.

 

Otra opción son las zonas de entrenamiento de agilidad especialmente construidas para pasar un rato con tu mascota entre túneles, vallas, saltos, pasajes de cuerdas, etc. Todo un laberinto de pruebas que ejercita tanto el cuerpo de ambos como el cerebro, pues generalmente requieren de una parte más reflexiva para escoger el camino adecuado de sobrepasar los obstáculos.

 

El ciclismo también es una buena opción, aunque no te apetezca ejercitarte personalmente, dar un agradable paseo junto a tu mascota es una postal muy relajante. Recuerda que si te decantas por dar una vuelta en bicicleta con tu compañero, él o ella está empleando más energía que tú, así que préstale mucha atención.

 

Por último, muy importante, recuerda premiar cada uno de sus esfuerzos. Al principio, es probable que no entienda muy bien lo que le pides, especialmente si no lo habéis hecho nunca, pero cada vez que vea que se complementa contigo y sigue tus pasos, respetando a los otros viandantes y animales, dale un premio y la enhorabuena por ser tan buen entrenador.

 

  1. Hidratados y descansados.

consejos-entrenar-perro-mailify

Reconoce las señales de cansancio y de “basta ya” que te pueda transmitir tu mascota. Un perro que se divierte estará contento pero si está cansado querrá acostarse, tumbarse o quedarse parado detrás de ti. Si identificas estas señales, actúa en consecuencia y no pienses que son fruto de su terquedad, sino de una extenuación que, de no achacarse, podría acabar en lesión.

 

Acabad la jornada y desplazaos tranquilamente hacia un lugar en el que os guste pasar el rato y lo tengáis asociado a la relajación, como puede ser el típico parque o paseo rutinario de todos los días. Una vez allí, hidrátale e hidrátate sin miedo, piensa que tu animal necesita recuperar energías. Un consejo es aprovechar los días cálidos para darle a tu mascota plátanos o moras bien frías, pues ambas tienen un alto valor vitamínico y un sabor que por regla general les suele gustar.

 

Una vez concluido tu entrenamiento habrás pasado un tiempo con tu mejor amigo a la vez que lo has sacado a pasear, le has hecho una vida más saludable y tú has perdido también algunas calorías. Ahora tienes tiempo para volver a las tareas del hogar, ver a los amigos o seguir enfrascado en la rutina laboral, por ejemplo, acabando de diseñar los mailings que tanto te gustan.

 

Consejos cortesía de Mailify España

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *