Blog

7 beneficios de enviar newsletters

Las newsletters marcan un antes y un después en las tiendas de animales

Captura de pantalla 2016-05-12 a la(s) 21.38.13
Más tarde o más temprano ibas a descubrir por qué es recomendable enviar newsletters a tus clientes y a sus amigos de cuatro patas. Tu amiga, lo hace. Y tu pareja. Tus marcas favoritas, también. ¿Por qué tú no? Si tienes una peluquería para mascotas, un negocio de productos de alimentación para animales, una residencia canina, una empresa de accesorios y productos… ¡atrévete a dar el paso!

 

Antes de que lo haga la competencia previamente, descubre todo lo que puedes obtener si te inicias en esta estrategia de marketing a través del correo electrónico. Con el siguiente ejemplo, vas a entender las ventajas de hacer emailing para este sector empresarial, desde diseñar newsletters personalizadas hasta medir los resultados y el impacto de tus acciones en email marketing. Prepárate, que 7 vidas tiene un gato y 7 son los beneficios que obtendrá tu tienda animal si aplica estos consejos.

 

La peluquería felina Misifú antes de enviar newsletters.-

La ficticia peluquería felina tenía todo lo que se podía esperar para los gatos. Unas instalaciones envidiables, espacio para tratamientos capilares específicos, limado de uñas, cosmética exclusiva para el pelaje, transporte gratuito desde y hasta el hogar, servicio de cepillado… Un oasis para el mundo gatuno. Salvo por una cosa, eran reacios al email marketing, pensaban que no estaba hecho para ellos. Se equivocaban.

 

  1. No conocían a sus clientes ni a sus dueños.

Como no tenían un control de quiénes eran los gatitos que acudían con regularidad al centro ni de los que habían acudido por primera vez, ningún cliente se sentía arropado por parte de la empresa. Habían utilizado sus servicios varias veces y todavía no conocían el nombre del dueño ni la raza del perro. Esto creaba un distanciamiento entre la marca y el cliente.

 

  1. No promocionaban nuevos productos o servicios.

El 2×1 en limado de uñas y masaje capilar que la peluquería Misifú había sacado con tanta ilusión no triunfó como esperaban. Al no enviar newsletters a sus clientes y recordarles las ofertas, nadie se enteraba. Los que acudían a la peluquería con un servicio en mente no querían englosar su precio con nuevas ofertas. Perdían la oportunidad de captar nuevos clientes con la difusión de promociones.

 

  1. No mimaban a sus clientes con incentivos atractivos.

La visita al centro no suponía una sorpresa ni un regalo a los clientes. Cuando haces emailing, tienes la oportunidad de mandar un cupón de descuento a tus destinatarios cuando es el cumpleaños de su mascota, por ejemplo. O hacerles un regalo de bienvenida cuando se inscriben en la newsletter. Sin incentivos, nadie esperaba nada de la peluquería Misifú y perdían interés en ella.

 

enviar-newsletters-mailify-plantillas-animales

 

  1. No contaban con un diseño llamativo.

Una de las ventajas de hacer emailing es que te permite acceder a un catálogo de plantillas newsletter para animales para que aportes simpatía y originalidad a tus correos. La peluquería Misifú pensaba que diseñar una newsletter era algo muy complejo y no se había dado cuenta que tenía a su disposición un catálogo de plantillas prediseñadas que podían adaptarse a su negocio de una forma muy fácil. Podría haber incluido fotos de sus nuevos productos, de sus clientes de cuatro patas después de recibir un tratamiento, de elementos gráficos divertidos e impactantes… ¡pero se perdía estas oportunidades!

 

  1. No aprovechaban las nuevas tecnologías.

Hay vida más allá del ordenador y el centro Misifú no se había dado cuenta. Con el auge de los dispositivos móviles como los smartphones o las tablets, enviar newsletters es también la excusa perfecta para llegar a la bandeja de entrada de tus contactos y que te lean… ¡a través del móvil! Aprovecha los diseños responsive que ofrecen las plantillas de emailing para que tus contactos lean tus mensajes, intactos y perfectos, desde una pantalla de móvil, de tablet o de ordenador.

 

  1. No ofrecía contenido relevante.

Como la peluquería Misifú no hacía nada de lo descrito hasta ahora, muchas veces se acercaba a algún cliente para ofrecerle la nueva mascarilla de pelaje que había llegado para Maine Coon… ¡y el gato era un siamés! Vaya metedura de pata. Como no disponía de listas de contactos segmentadas por género, raza, edad o procedencia, cometía errores de este tipo y no daba información útil a los clientes que pudieran aprovechar.

 

  1. No captaba clientes potenciales.

Mantenerse alejado de una estrategia de marketing directo como es el email marketing trae consecuencias negativas a la hora de atraer nuevos clientes. El boca-a-boca hace mucho y un buen servicio tanto presencial como online por una marca hace que los destinatarios hablen bien de nosotros. La simple idea de incluir en una newsletter un producto gratis si consigues que un amigo o amiga se suscriba con su mascota al mailing ya hubiera incrementado la base de datos de Misifú, pero no fue así.

 

Misifú después de enviar newsletters a sus contactos.

enviar-newsletters-mailify-mascotas

 

  1. Tenía muchos amigos gatunos y humanos.

Al contar con una base de datos óptima donde registraba cada nuevo suscriptor o cliente que acudía a la peluquería, Misifú consiguió muchas amistades, creando una complicidad entre la marca y los clientes que generaba una experiencia en el consumidor muy buena, valorando positivamente los servicios recibidos.

 

  1. Habían aumentado sus ingresos con las promociones.

Día del Padre, Día de la Madre, 2×1, 3×2, cupones descuento… Hay un montón de festividades en el calendario y de ideas originales en nuestra cabeza. Ahora Misifú daba a conocer sus productos y jugaba con las newsletters para hacer ofertas tentadoras que muchos clientes no querían dejar escapar.

 

  1. Mascotas y dueños se sentían queridos por su peluquería de confianza.-

En un mundo tan acelerado, nadie espera que “perdamos el tiempo” en recordarle a alguien por email lo especial que es él o ella, y su mascota, para nosotros y que les vamos a hacer un regalo porque sí. Esto sorprende en esta era digitalizada y afianza vínculos entre remitente y destinatario.

 

 

  1. Jugaban con los diseños para llamar la atención.-

Como hemos dicho antes, enviar newsletters y sorprender al suscriptor con una plantilla trabajada, agradable visualmente y con vínculos estratégicos a lo largo del email no solo mejora el tráfico hacia nuestra web sino que también llama la atención del usuario.

 

  1. Misifú era una experta en formatos y en redes sociales.-

No solo se había preocupado de incluir el diseño responsive en su emailing, sino que también se había creado hasta redes sociales, en especial en redes especializadas. Ahora no se le escapaba nadie. Sus textos eran legibles en todos los formatos y favorecía una interacción amena y simpática con sus seguidores en las redes sociales. Implementó un plan de comunicación exitoso… ¡y ahora no da abasto en la peluquería!

 

  1. La peluquería sabía a quién dirigirse, cuándo y cómo hacerlo.-

Ya no cometía fallos de antaño ni de novato. Tenía al alcance de su mano todos los datos de dueños y mascotas: nombre, género, raza, procedencia, edad, fechas de ingreso, cumpleaños, productos que suelen comprar… En base a estas informaciones, Misifú enviaba contenido relevante y de calidad a todos sus contactos.

 

  1. Misifú fue la envidia del barrio.-

Piénsalo un momento, a parte de Misifú, ¿conoces otra empresa similar que haga emailing? Si la respuesta es negativa o hay muy pocas, esta es tu oportunidad para iniciarte en este mundo y ponerte por encima de la competencia.