Blog

Consideraciones a tener en cuenta sobre la Ley de tenencia de PPP.

Lo que debes saber sobre la Ley.

Captura de pantalla 2016-02-24 a la(s) 21.55.40

En el presente artículo no vamos a entrar en los valores éticos y morales de esta Ley ridícula y fuera de lugar, ni de las personas que la aprobaron. No vamos a entrar en las generalizaciones baratas e injustificadas. Solo queremos que conozcáis algunos aspectos de la misma que creemos de interés. Porque como ya nos indicaba el General Sun Tzu en su Tratado sobre El Arte de la Guerra debemos conocer bien a nuestro enemigo.

 

La legislación vigente consta de dos partes importantes.

En primer lugar la legislación nacional recogida en la Ley 50/1999 sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos, al objeto dice la misma, de preservar la seguridad de personas, bienes y otros animales. Y se centra en los animales de la especie canina en su artículo 2.

Aquí se indican las 8 razas calificadas de potencialmente peligrosas (Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu).

Como ejemplo de la calidad de esta Ley, proporciona unas características físicas para los canes que son “susceptibles” de considerar como peligrosas. Habla de los perros que “tienen todas esas características o la mayoría de ellas”  para considerarlas peligrosas (que técnica la ley), y donde podríamos incluir al Boxer, al Bulldog Inglés, o a muchas de las razas conocidas. Conozco algún Bodeguero que cumple “la mayoría de ellas”.

El problema es que ofrece el suficiente espacio para la interpretación del agente de la ley, que te puede sancionar con multas de entre 1.500 euros y 3.000 euros, ni más ni menos. En su lugar, debería interpretarse que si la raza de tu amigo no esta incluida es porque no lo es, así de sencillo. O que esa descripción podría entenderse para canes sin raza concreta que quieran encasillar como peligrosa.

Pero primero te sancionan, luego reclama. Y tener en cuenta que si el agente no sabe diferenciar entre un Bull Terrier Inglés (no incluido) de un Pit Bull Terrier tienes posibilidades de recibir una sanción si no lleva bozal, porque no han recibido ningún tipo de formación al respecto.

En esta Ley también encontramos las obligaciones de dueño de un PPP. Reseñar que según la misma, si un ladrón entra en tu casa podría estar protegido contra tu perro, puesto que debes asegurar un cerramiento dentro de tu hogar que proteja a las personas que accedan o se acerquen a la misma.

En segundo lugar están las normativas procedentes de los Ayuntamientos a nivel local, que han interpretado la los Reales Decretos a su manera, sin contar en la mayoría de los casos con el asesoramiento ni el apoyo del Colegio de Veterinarios o de especialistas caninos.

Estos Ayuntamientos han elaborado nuevas listas de PPP a su propio criterio. Y nos lleva a una situación totalmente irreal. Por ejemplo, en la localidad donde resides tu perro no esta considerado peligroso, pero sales de paseo con él y entras en la jurisdicción de otra localidad cercana. Y te puedes encontrar con la sanción de rigor, por no tener la licencia indicada en la Ley o el seguro de responsabilidad civil, porque su normativa es diferente. Es increíble pero está pasando en España en la actualidad.

También las responsabilidades de un dueño de PPP varían de una localidad a otra, por lo que recomendamos consultar la normativa establecida en los Ayuntamientos que te pueden afectar.

Pero no todo son malas noticias. Existe una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que ordenó de oficio al Ayuntamiento modificar su normativa, en concreto el listado de razas determinadas como peligrosas. Indica claramente que los ayuntamientos no tienen potestad de legislar al respecto, solo de asegurarse que la ley se cumpla en los términos establecidos por la mencionada ley. Esta sentencia se produce a raíz de la denuncia de un propietario de Dobermann sancionado por exigirle cumplir con los requisitos de PPP, y es una raza no indicada en el Anexo 2 por lo que no era pertinente la sanción.

El problema de esta sentencia es que al no ser emitida por el Tribunal Supremo de Justicia no genera jurisprudencia y solo es aplicable a Navarra. Queda mucho camino por recorrer.

Afortunadamente tenemos sitios donde acudir para solicitar ayuda en estos casos tan lamentables motivados únicamente por el afán recaudatorio de determinadas instituciones públicas. Desde el Consejo de Protección Animal están trabajando por mejorar las cosas y ofrecen asesoramiento a aquellas personas que lo necesitan. También asociaciones como En Apoyo al Pitbull o Tarracosbull Internacional están dando la cara por ellos todos los días.

Iván Torrijos

 

Puedes consultar toda la legislación de mascotas en España AQUÍ

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *