Blog

El sentido del gusto, fiel compañero del olfato.

Captura de pantalla 2016-02-02 a la(s) 17.52.16

El sentido del gusto es el menos desarrollado del sistema sensorial de los perros y posiblemente del que menos información disponemos. En una cosa coinciden la mayoría de los autores, y es en su estrecha relación con el olfato.

 

Las papilas gustativas son las responsables de captar y diferenciar los distintos sabores y transmitir la información al cerebro. La mayoría se ubican en la lengua, aunque también están presentes en la cavidad bucal, la laringe y la faringe.

La limitación del gusto en los perros se basa en un primer momento en el menor número de papilas gustativas, con cifras próximas a 1.700 frente a las 9.000 que tenemos los humanos. Sus sensaciones gustativas son menores desde el primer momento.

 

Además sólo se han identificado cuatro grupos neuronales del sistema nervioso central asociadas a dichas papilas, capaces de procesar la información obtenida en función del tipo de sabor que son capaces de identificar.

  • El grupo donde se encuentran los azúcares, fructosa, sacarosa y aminoácidos
  • El grupo para productos químicos como agua destilada o ácidos orgánicos
  • El grupo específico de la carne
  • El grupo asociado a los sabores frutados

El resto de sabores son casi imperceptibles para ellos, como la sal. Muchos autores afirman que son incapaces de detectarlo, ni son capaces de diferenciar lo insípido de lo salado en los alimentos.

 

Las preferencias alimenticias de los perros están determinadas por el olor de los alimentos, y no por su sabor. Es habitual ver a un perro oliendo algo antes de probarlo, incluso chuparlo de repente para completar la información del olfato antes de ingerirlo. Su instinto de supervivencia ha determinado esta forma de actuar ante de ingerir un alimento.

 

El alto grado de desarrollo de su olfato esta relacionado con las limitaciones del sentido del gusto, y su adaptación como instinto de supervivencia para diferenciar los alimentos ingeridos. Hay que tener especial cuidado con los venenos ya que los ingerirán sin contemplaciones.

 

Iván Torrijos

Los sentidos en los perros y sus diferencias con los humanos.

El olfato de los perros.

El oído del perro, su otra gran cualidad.

La visión de los perros, cualidades y limitaciones.

El sentido del tacto, discreto e imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *