Blog

Traslados de tu perro o mascota en el vehículo.

El traslado inadecuado de perros y mascotas es peligroso para todos

Para este verano es importante saber como llevar perros en el coche. El traslado inadecuado de nuestros amigos peludos puede poner en riesgo nuestra seguridad y la suya propia.

Debemos tener en cuenta lo siguiente:

– Aumenta la distracción del conductor tanto consciente como inconscientemente.
– Puede interferir en la conducción al subirse encima del conductor o al afectar a los sistemas mecánicos (pedales, cambio de marchas, etc.).
– Podría suponer un riesgo para el resto de usuarios de la vía, tal es el caso de un perro con la cabeza asomando por la ventana.
– Podría provocar daños al resto de ocupantes o así mismos en caso de frenazo o impacto.

Es por ello que debemos tener en cuenta la Normativa aplicable:

La Dirección General de Tráfico tiene una serie de normas para los conductores a la hora de llevar a sus mascotas en el coche:

  • En el Reglamento General de Circulación se indica que el conductor está obligado a tener su propia libertad de movimientos en el vehículo, un campo de visión óptimo y su atención centrada de forma permanente en la conducción. También se añade que deberá cuidar la adecuada colocación de los objetos o animales transportados*.
  • En la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial existen una serie de consideraciones para el transporte de animales. Entre ellas se destaca que los agentes de tráfico pueden inmovilizar cualquier vehículo en caso de que los movimientos y el campo de visión del conductor del vehículo resulten peligrosamente reducidas por la posición o número de los pasajeros o por la mal colocación de objetos transportados.

Consejos para llevar a la mascota:

 Utilice siempre un sistema de sujeción adecuado, no deje que el animal vaya en brazos.

 Consulte al veterinario cómo prevenir mareos.

 No deje a su mascota en el interior del vehículo con altas temperaturas.

 Cuando abra el portón o la puerta, prevea situaciones de riesgo, ya que el animal puede salir corriendo.

 Evitar la ingesta de alimento sólido o grandes cantidades de líquido antes del traslado o durante el mismo.

 Realizar actividad física intensa o un paseo de duración suficiente antes del traslado facilitará que nuestro perro se mantenga en un estado de reposo durante el mismo.

 No jugar con él durante el mismo para asociar el vehículo con un estado de calma y tranquilidad, no de excitación y juego.

 Realice paradas cada 2 horas máximo, facilitando a nuestro amigo que pueda estirar la piernas. Es el momento perfecto para mantenerle hidratado y hacer sus necesidades.

 La mejor forma de llevar mascotas dependerá de su tamaño. Las agrupamos en pequeñas, medianas y de gran tamaño.

• Si son pequeñas recomendamos trasladarlas en su trasportín en el suelo del vehículo.
• Para mascotas medianas, la mejor opción es el cinturón de doble anclaje homologado conectado a dos enganches de los cinturones traseros. Al tener poca longitud, en un accidente evitaremos que el perro salga fuertemente disparado, mientras que con el doble anclaje aseguramos su agarre.
• Si la mascota es grande, lo mejor es colocar el trasportín en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. Para mayor seguridad, combinar este sistema con la rejilla divisoria.

 

* Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

TITULO II Normas de comportamiento en la circulación
CAPÍTULO PRIMERO Normas generales
Artículo 11 Normas generales de conductores
1. Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos. Al aproximarse a otros usuarios de la vía, deberán adoptar las precauciones necesarias para su seguridad, especialmente cuando se trate de niños, ancianos, personas ciegas o en general personas con discapacidad y con problemas de movilidad.
2. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos.

Artículo relacionado Sistemas de retención.